Sabemos que el planteamiento de contratar a un matrimonio interno o puede ser una decisión que nos cueste tomar y es normal; pues los domicilios que así lo requieren necesitan que el personal de servicio sepa de servicio de mesa, protocolo, mantenimiento de casa y jardín, chófer y otras labores domésticas en general.

Muchas veces requieren que el matrimonio esté a modo de vigilancia de grandes hogares que requieren algo de “presencia” para evitar robos (por ejemplo, caseríos) y un cuidado excepcional para que el domicilio no se deteriore.

Otras veces se requiere en hogares donde sí que hay gente viviendo, pero, la familia es numerosa y existen pocas horas para poder cubrir las necesidades mínimas o bien existen personas que necesitan cuidados especiales, como por ejemplo cuidadores de personas mayores así como menores a cargo.

¿Cómo se reparten las tareas en el domicilio?

En un domicilio muy amplio, lo suficiente para requerir un matrimonio, de forma habitual se reparten las funciones y la gestión del trabajo, siendo ella la encargada de las labores domésticas como de cocina mientras que el se encargará de servir la mesa, el mantenimiento del jardín y la casa, servicio de chófer privado, realización de las compras, etc.

Nuestros matrimonios internos tienen distintas nacionalidades, todas esas personas cuentan con sus documentos en regla y referencias demostrables con otros servicios prestados.

¿Cuándo puedo contratar a un matrimonio interno?

Un matrimonio interno lo puede contratar cuando así lo precise, ya bien sea que cuenta con un domicilio alejado de la ciudad o bien que necesita un cuidado más a fondo de lo normal. También se suelen contratar en lugares donde existen muchos metros a cuidar, siendo imposible para los propietarios el cuidado exhaustivo (carreteras dentro de la propiedad, jardines muy frondosos y grandes, piscinas muy amplias, un hogar con muchísimos metros cuadrados…)

¿Por qué debería contratar a un matrimonio interno?

Se da en muchas circunstancias, que el terreno a cuidar es imposible de mantener por los propios propietarios; ya de por si es complicado mantener la higiene y el orden en un hogar habitual cuando se tiene familia y trabajo, un hogar de grandes dimensiones es prácticamente imposible.

Potro buen ejemplo son para familias numerosas donde no sólo se tiene hijos pequeños, si no que también existen animales domésticos y personas de la tercera edad que requieren de un cuidado especial en el hogar.

También son contratados para casos donde se tratan de grandes cigarrales o fincas que existen largos plazos de tiempo donde se encuentran deshabitados. Esto a veces provoca que existan robos o deterioro del inmobiliario interno.

¿Dónde puedo contratar un matrimonio interno?

En Sweet Home Service seleccionamos matrimonios internos en Madrid para trabajar en domicilios donde se requieren de esos protocolos, garantizando que podrán cubrir las necesidades que busca el cliente.

Las personas que tenemos disponibles para ponerse a trabajar como matrimonios internos, ya cuentan con un currículo que indica que ya han sido empleados en otros domicilio u hogares y cuentan con la experiencia que se requiere en el domicilio donde serán contratados.

Tenga en cuenta que un matrimonio cubrirá muchas más necesidades que contrartar alguna de las empleadas de hogar internas en Madrid a causa de que son dos personas y no sólo una, y que debe contratar un servicio u otro según sean las necesidades (no vas a contratar a un matrimonio para una persona de la tercera edad que vive en su piso de 80 metros cuadrados, por ejemplo).

 

 

 

Contactanos ahora!

Clientes
91 172 75 74 • 667 410 410

marta@sweethomeservice.es

Candidat@s

622 851 112

candidatos@sweethomeservice.es

Call Now ButtonLlamar ahora!