Vivir en familia y una jornada de trabajo exigente es posible. La conciliación es un derecho!

¿sabías que con la modificación del Estatuto de los Trabajadores del Real Decreto- Ley 6/2019, de 1 de marzo cualquier empleado tiene derecho a la adaptación de la jornada y a solicitar flexibilidad horaria?

Y no solo flexibilidad, sino que puede solicitar un cambio de turno o incluso de teletrabajo sin tener que acudir a reducciones de horas o salario.

Gracias a este estatuto las personas trabajadoras tienen derecho a la solicitud de adaptación de duración, así como la distribución de su jornada de trabajo, así como la ordenación de su tiempo de trabajo o la forma de prestación para que sea efectiva la conciliación de la vida laboral y familiar.

Antes de esta reforma, el trabajador necesitaba el acuerdo empresarial o que se estableciese en la negociación colectiva, lo que de forma habitual estaba ligado al cuidado de menores o petición de reducción de la jornada por una guardia legal, ocasionado reducciones en los salarios proporcional a la nueva jornada solicitada. Aunque no tengas hijos muchas veces si tienes un familiar anciano. Por ello es importante tener disponible una persona de confianza para el cuidado de personas mayores por horas o interna segun las necesidades.

Lo mejor de la reforma, es que los trabajadores, aunque no tengan hijos pueden solicitar este derecho, incluso pudiendo llegar a solicitar el teletrabajo si así fuese necesario.

¿Qué es la adaptación voluntaria de jornada?

Ahora cualquier trabajador puede solicitar una adaptación de su jornada, ya sea por flexibilidad, cambios de turnos e incluso, trabajar a distancia sin acudir a la necesidad de reducción de horas o salario y sin tener hijos menores. Eso sí, dichas adaptaciones deben ser razonables en relación de las necesidades de la persona que así lo solicita, y con las necesidades de organización y de producción de la empresa.

¿Quién tiene derecho a esta adaptación?

Este derecho contempla a las personas con hijos e incluso, a aquellos que no tienen hijos a cargo, pero por unas circunstancias u otras, tienen necesidades para solicitar la adaptación de duración y distribución de la jornada, o para aquellos que tienen menores de doce años y necesitan hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar, así como la laboral.

No es obligatorio tener hijos para solicitar conciliación

¿Cómo puedo solicitar la adaptación?

No existe ningún tipo de restricción sobre quienes pueden acudir a la adaptación. No obstante, la mejor forma de realizar la petición es por escrito para así poder dejar constancia de que la petición ha sido realizada.

En la negociación colectiva serán pactados los términos de su ejercicio acomodando criterios y sistemas para así garantizar que no se hará algún tipo de discriminación, ya sea de forma directa o indirecta entre personas trabajadoras de un sexo u otro.

30 Días para negociar la conciliacion

El empleado realizará la solicitud por escrito y existe un plazo de negociación máximo de 30 días para dar la respuesta por escrito dando lugar a una serie de posibles finales:

Que la petición sea aceptada

Planteamiento de una alternativa para así facilitar la necesidad

Denegar la solicitud poniendo las razones de forma objetiva

Si me rechazan, ¿Qué puedo hacer?

Si la solicitud es rechazada, la decisión empresarial tendrá que estar justificada por razones objetivas que deben ser sustentadas. Si por un motivo el trabajador considera que no son válidas puede oponerse y recurrir ante un juez.

Para rechazar una solicitud tienen que dar razones objetivas

¿Qué puedo solicitar?

Por ejemplo, en caso de un trabajador con menores de 12 años y una jornada incompatible con la jornada del centro escolar, puede realizar su jornada laboral completa desde su casa para poder realizar una correcta conciliación de vida laboral y familiar al estar el centro de sus hijos cerca de su residencia.

¿Existe alguna diferencia entre adaptación y reducción?

La gran diferencia es el salario en caso de reducción de horas, mientras que la adaptación cobrarás lo mismo, pero distribuyendo las horas laborales de otra forma.

Es más, la reducción de jornada conlleva una protección frente a un despido improcedente, a no ser que estas se realicen de forma conjunta a salvo que el móvil principal fuese incentivada discriminación prohibidas ante la Constitución o en la Ley, así como violación de los fundamentales y libertades públicas del trabajador.

¿Y si necesitase volver a mi jornada habitual?

La Ley también contempla que pueda suceder que se solicite el regreso a la jornada o modalidad anterior cuando se haya terminado el periodo acordado, o cuando sin terminar el tiempo, esté justificado por un cambio de circunstancias personales.

¿Existe tiempo máximo para solicitar la adaptación voluntaria?

Cualquier persona trabajadora podrá realizarlo siempre y cuando la solicitud sea proporcional y razonable bajo sus necesidades. Quizá el único límite es en el caso de los hijos y se solicite para su cuidado, pues el límite está en que terminará cuando este cumpla los 12 años.

¿Durante cuánto tiempo puedo solicitar la adaptación voluntaria?

Cualquier trabajador podrá hacerlo siempre y cuando su solicitud sea razonable y proporcionada en relación con sus necesidades. El único límite, es en el caso de que tengan hijos y lo soliciten para su cuidado. En estos casos la solicitud se podrá efectuar hasta que los hijos o hijas cumplan los 12 años.

Conocemos el problema, sabemos que muchas veces no se puede pedir todo lo que se desea por razones evidentes, miedo a un despido, porque no se enfade el jefe o porque se es autónomo.

Por ello una de las alternativas es usar la agencia de servicio domestico en Madrid para encontrar tus candidatos perfectos para ayudar en las tareas.

 

 

Contactanos ahora!

Clientes
91 172 75 74 • 667 410 410

marta@sweethomeservice.es

Candidat@s

622 851 112

candidatos@sweethomeservice.es

Call Now ButtonLlamar ahora!