Después de muchas veces un largo proceso de selección, ya tenemos a la persona que hemos elegido para trabajar en nuestra casa y que cumple los requisitos aportados por nosotros a la agencia, pero ahora, como en todos los puestos de trabajo, empieza el periodo de adaptación en el que debemos ser pacientes y comunicativos para que la relación laboral se desarrolle de la manera más positiva para ambas partes. En estos primeros días debemos de asegurar a la empleada del hogar para que se mantenga de nuestra parte y se encuentre segura dentro de su nuevo puesto de trabajo.

Es importante hacer sentir cómoda a la persona encargada de nuestro hogar para que la relación laboral se desarrolle de la forma más positiva posible.

Empleadas del hogar aseguradas

Si hay niños en casa o adolescentes, debemos hablar con ellos claramente de la nueva persona que va a venir a trabajar a casa, para sentar las bases de una relación cordial y respetuosa, ya que en mucho casos esta persona pasa mucho tiempo con los pequeños y es bueno que la relación sea fluida, que se muestre cariñosa pero también firme cuando sea oportuno.

La educación de los niños es responsabilidad de los progenitores, pero las cosas más importantes ha de saberlas también la empleada, para que en los asuntos relacionados con los niños, todos vayamos en la misma dirección.

Es importante que el personal conozca los asuntos relacionados con los niños para que la educación vaya en la misma dirección.


En la mayoría de los casos, se necesitará un período de un mes aproximadamente para que las empleadas del hogar (internas o externas) se hagan con el ritmo de la casa, es normal, cada día estará más adaptada y eso contribuirá a su bienestar y el de toda la familia.

Las instrucciones establecidas en las primeras semanas serán decisivas para nuestra satisfacción y comodidad; es más complicado cambiar hábitos de trabajo pasado un tiempo.

Mujer joven con carrito de limpieza del hogar seguro

A veces es útil, sobre todo las primeras semanas, organizar el trabajo por escrito, así la empleada tendrá claro cuáles son las prioridades y le será más fácil organizarse.

Es importante también que tenga su espacio y pueda usarlo en periodos de descanso, sin que nadie más de la familia lo ocupe, si la empleada es interna, su cuarto y su baño, serán de uso privado.

Otro aspecto peculiar es la cocina, si planea que su asistenta le ayude a cocinar y esto entrara dentro de sus responsabilidades, debemos explicarle nuestros gustos, costumbres, incluso darle recetas y acompañarle las primeras veces por si tiene dudas.

Debemos dar a conocer al personal del hogar nuestros gustos y costumbres en la cocina.


Si pasamos muchas horas fuera de casa, tampoco está de más darle instrucciones para atender el teléfono o las visitas en caso de que se produzcan en ausencia de la familia.

Si la actitud por ambas partes es abierta y comunicativa es mucho más fácil establecer una relación duradera basada en el respeto y la confianza.

SweetHomeService será un gran aliado en esta decisión. Los procesos de selección y la garantía de satisfacción son claves para el éxito. La mejor agencia de servicio doméstico en Madrid

Contactanos ahora!

Clientes
91 172 75 74 • 667 410 410

marta@sweethomeservice.es

Candidat@s

622 851 112

candidatos@sweethomeservice.es

4 + 9 =

Call Now ButtonLlamar ahora!